13/12/2017

Hasta aquí nos ayudó el Señor

Brasil, Diciembre 2017. 

Tomó luego Samuel una piedra y la puso entre Mizpa y Sen, y le puso por nombre Eben-ezer, diciendo: Hasta aquí nos ayudó Jehová.
1 Samuel 7:12

El año está llegando a su final y como el texto en I Samuel dice: Hasta aquí nos ayudó el Señor….Gloria a Dios!!


Cuando pienso en todo lo que Dios me permitío hacer este año, no puedo evitar pensar en cuán grande ha sido su vondad y gracia sobre mi vida. 

El 2017 se presentó con una agenda bien completa. Viajes, reuniones, presentaciones, entrevistas, trabajo de oficina, entrenamientos, etc. 

Comenzamos planeando y presentando deltante de nuestro Dios , todos los desafios que teniamos en cuanto a la movilizacion de America del Sur, descansando y confiando que Su presencia poderosa iría delante abriendo caminos.  

Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.
Salmos 37:5

Este año fui bendecida, edificada, amada, cuidada, esperada, protegida, animada y otras tantas cosas, no solo por nuestro Dios sino tambien por las personas e iglesias que me recibieron para servir juntos en el proceso de movilizar y encaminar misioneros a los pueblos no alcanzados del Continente Africano. 

Distintas ciudades de Brasil, Ecuador, Paraguay, Chile, Colombia, Argentina, abrieron sus puertas para realizar encuentros. Tiempos de reuniones para hablar de servir en Alianzas con otras organizaciones, Iglesias con deseos de conocer más sobre misiones, encuentros de capacitaciones, entrevistas de candidatos , capacitaciones a Lideres locales,  presentaciones en congresos, seminarios y otos eventos. 

Momentos unicos en donde a cada minuto pude experimentar el cuidado de Dios en mi vida.  Es maravilloso y deja un impacto profundo en mi corazón, saber que soy protegida y que nada escapa de la mirada de aquel que me ha llamado.  Muchas horas en aeropuertos, terminales de buses, viajes en auto, lugares desconocidos, situaciones diferentes, panoramas distintos, pero SIEMPRE, SIEMPRE viendo su mano poderosa.  Los miedos, las preocupaciones, las dudas se disipan cuando puedo mirar la fidelidad de Dios. No existen palabras para expresar lo que experimenté, solo profundos sentimientos guardados en mi corazón, la voz del Señor, siempre suave y dulce, hablandome y motivándome a confiar y seguir adeltante hicieron la diferencia en este año transitado. 

Quiero agradecer a cada uno de las personas que caminan conmigo esta aventura del Servicio Misionero en la Movilizacion. 
Amigos, familia, Iglesia, organización y tantos que con amor y paciencia me acompañan desde hace tanto tiempo. 

  • Gracias por cada Oracíon que hicieron por mi vida y familia, fueron oidas por mi Padre. 
  • Gracias por cada Ofrenda que enviaron para sostenerme, fueron las que me vistieron, me dieron comida y TODO lo que nesecité. 
  • Gracias por mantener comunicación a través de los diferentes medios, fueron demostraciones de amor, cariño y respeto que alentaron y me mantuvieron en el campo.  Fueron motivación en los dias de tristeza y debilidad. 

Recuerde que estamos Juntos en la Extensión del Reino de Dios!!!

Dios bendiga sus vidas y les renueve cada dia.
Abrazo enorme.
Misionera Valeria Ortiz     


Para recibir más información sobre mi trabajo en el Campo puede hacer contacto conmigo…
valeria.ortiz@aimint.org
mobilization.sa@aimint.org

Avatar
Publicado por Fernanda